1. Diseño y Comunicación >
  2. Publicaciones DC >
  3. Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VI >
  4. No todo lo que brilla es Helvética.

by Step Spring Dramatic Womens Boot Multi Taupe LArtiste LArtiste Womens Taupe by Spring Step Dramatic Boot IUwX4U

Hodari, Ezequiel [ver currículum del autor, docente de la Facultad de Diseño y Comunicación]

Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VI

ISSN: 1668-1673

XIII Jornadas de Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Febrero 2005. Buenos Aires. Argentina:"Formación de Profesionales Reflexivos en Diseño y Comunicación"

Año VI, Vol. 6, Febrero 2005, Buenos Aires, Argentina | 288 páginas

descargar PDF ver índice de la publicación

Ver todos los libros de la publicación

compartir en Facebook


Womens Slip Shoes Loafers Moccasins Breathable Boat On Dress Driving Shoe Casual Flat Shoes Black Btrada wg1xZdqFw

Esta obra está bajo una Leather Womens Claude Womens Boot FRYE FRYE Redwood Claude Leather OTK Slouch OTK XqRw8UA

Analizando diferencias entre diseños tipográficos, me encontré una vez más intentando conciliar mi visión de la revolución digital con la de mis alumnos. Y llegar a una explicación clara y útil para todos.

Tenía la sensación que al transmitir conocimientos preparándolos para el mundo real afectaba a la práctica del diseño gráfico y viceversa.

¿Pero como sobrevive la crítica/aprendizaje del Diseño?

Parece que las cosas deberían ser más fáciles, productos de rápida digestión. Pero lo que se busca también es reconocimiento, exposición y comunicación. ¿Logros con grandes resultados a corto plazo?. Eso no construye algo realmente redituable y exitoso. Es sólo gratificación instantánea. 

La computadora está directamente relacionada con el dinero y el tiempo. Una idea básica de esta revolución. Una nueva manera de vivir para todos. 

Entonces, se seguían uniendo más el mundo dentro del aula y la realidad circundante del mercado. Los alumnos, utilizando la tecnología generalmente para «ganar tiempo» y, las empresas para «ganar dinero», todo a corto plazo. 

¿Y la calidad de la experimentación? El estilo se va percibiendo y aprendiendo y viendo, con el tiempo. Se identifican cosas con cosas. Se ve más de una idea, de un producto. 

Más allá del análisis profundo de la cuestión, empecé a percibir detalles del día a día, respuestas y preguntas que se repiten en la educación y en la profesión. Explicaciones. Traducciones. 

A pesar que muchos alumnos conocían la existencia de la Helvética, usaban consistentemente una fuente similar llamada Arial. Esta decisión tan reiterada me llevó a investigar. A tratar de entender porqué se producía este fenómeno, y qué efecto estaba teniendo en el crecimiento de ellos como estudiantes de diseño y futuros profesionales. Consecuentemente, esto también tiene un impacto luego en el mercado del diseño y en la formación visual de los empresarios. 

Quise utilizar la diferencia entre estas dos tipografías como metáfora de nuestra profesión. Para explicarles que existen diferencias en un proceso de diseño y en sus resultados. Hay cosas que parecen iguales, pero debemos mirar mejor. Ser más críticos y aceptar más crítica. Esa crítica es un elemento fundamental en la creación de soluciones visuales. 

Aprender a ver, antes que nada.

Porque la tecnología trajo mucha innovación (y bienvenida sea), pero también aparejado vinieron algunos vicios como la ilusión de que esta herramienta fenomenal podía acortar no sólo los tiempos de producción, sino los de creación. Una paradoja donde algo muy útil se puede convertir en el mayor impedimento para crear proyectos exitosos de mentes jóvenes y abiertas a una completa experimentación. 

Para comprender esto mejor será bueno hacer una breve reseña histórica de esta desafortunada similitud tipográfica. O, podríamos decir, sustitución de algo importante por algo mucho menos importante. 

La fuente Helvética fue desarrollada por la fundidora o casa de tipografías suiza Haas, en los años ’50, a partir de la necesidad de rediseñar la Akzidenz Grotesk, una fuente de fin del siglo XIX. Su diseñador fue Max Miedinger. La fundidora Haas luego se unió a Linotype, compañía creadora de la primer máquina de composición tipográfica. Durante los años 60’s, esta compañía adoptó a Helvética como logotipo para toda su línea de equipos, utilizando a la misma como sinónimo de actitudes modernas y progresistas. 

Fue adoptada por ambos mundos, tanto del diseño como corporativo, como la tipografía perfecta para todo uso. 

En los años ’80, cuando la empresa de software Adobe desarrolló su lenguaje PostScript, adoptó a Helvética como una de sus cuatro fuentes básicas en cada interpretador de ese lenguaje que se licenciaba. Adobe compró los derechos de esas fuentes a sus dueños originales, demostrando respeto y apreciación por la tipografía y sus diseñadores. Pensaron que los profesionales del diseño no aceptarían imitaciones de una fuente popular y era clave satisfacer a este segmento del mercado. 

Spring LArtiste Step Multi Dramatic Boot Step Taupe Womens Dramatic by Boot Spring by LArtiste Womens Taupe A fines de los ochenta, para poder competir con Adobe que mantenía secreto su código para el uso de fuentes, aparecieron «clones» del lenguaje PostScript. Uno de estos clones incluía una tipografía desarrollada por la empresa Monotype para igualar las proporciones y peso de la Helvética. A primera vista y en pantalla parecían iguales. Pero observadas más de cerca, presentaban muchas diferencias. Esta fuente era Arial. 

Como igualaba las características de la Helvética, era posible sustituir con Arial un documento a imprimir en un dispositivo PostScript «clon», cuando la fuente especificada era Helvética. 

No se entiende bien porque Monotype, una empresa muy respetada con un pasado glorioso, querría usar esta nueva fuente, cuando en esa epoca existían diseños casi iguales a la Helvética que se usaban correctamente. 

Parece ser que ellos no querían asociarse a la idea de este tipo de piratería y decidieron desarrollar un diseño «original» que compartiese las mismas caracterísiticas de una fuente ya existente. 

Cuando Microsoft optó por un formato de fuentes para su sistema Windows 3.1, eligió a Arial sobre Helvética. Esto probablemente fue porque era más barata la licencia y la mayoría de sus usuarios no reconocerían la diferencia. Por otro lado, la empresa Apple eligió Helvética para su sistema operativo y pago los derechos correspodientes a su dueño. Como Windows 3.1 fue muy exitoso, Arial se desparramó por todas partes hasta el día de hoy. Muchos estudiantes y usuarios la eligen porque está en su sistema operativo, y los clientes que ya la utilizan en sus elementos de identidad corporativa la eligen para realizar proyectos internos de diseño. 

En conclusión, Arial siempre fue elegida porque es más barata, no porque es una gran tipografía. 

Y así las piezas caen cada una en su lugar, armando una respuesta a mi inquietud inicial: que el uso equivocado de la computadora atenta contra «pensar» soluciones a partir de la experimentación, la investigación y la observación. Usar la tecnología para cristalizar ideas. No al revés. 

Poder elevar la discusión en nuestra profesión a tópicos más relevantes. Compartir con estudiantes la información para formar diseñadores más completos, más cultos. Incluyendo el conocimiento de las herramientas que hoy están a nuestro alcance como un requisito complementario, no fundamental. Saber distinguir: el valor de la exploración de posibilidades para resolver problemas de comunicación visual, de atajos e ilusiones de algo que no es ni efectivo ni consistente. 

No es lo mismo el análisis de un problema con sus condicionantes, la formulación de su solución y la puesta en práctica de esa solución a «probar» maneras rápidas y vacías de contenido para conseguir respuestas confusas y poco duraderas, que no son más que un engaño disfrazado de tendencia pasatista. Esta última más económica, pero a largo plazo mucho más cara. 

Por eso, tanto a estudiantes y al mercado que emplea diseño gráfico les digo: no es lo mismo usar Arial que Helvética.


No todo lo que brilla es Helvética. fue publicado de la página 126 a página127 en Reflexión Académica en Diseño y Comunicación Nº VI

ver detalle e índice del libro